Páginas vistas en total

martes, 14 de marzo de 2017

LAZARILLOS

>>
Creo en mí, antes que en Dios, pero el problema es que me lleva ventaja porque hay un libro que habla de él y 'Playboy' aún no quiere editar un desnudo mío... (Groucho)


No puedo evitarlo, pero me acuerdo del Lazarillo y me produce cierta satisfacción cada vez que veo como no les dan la razón a ciertos ultracatólicos trasnochados.
Me explico: Los autobuses transfóbicos, La prueba de la paternidad póstuma del Ruíz Mateos o El caso de la drag queen Sethlas.

El problema es que estos reaccionarios privilegiados, acostumbrados a imponer su credo inquisidor a los presuntos blasfemos y herejes, creen ahora ser los pobres perseguidos y agraviados.

Sólo así pueden ser explicados los comentarios 'sexistas' de HazteOír, la 'doble moral' de un padre de familia numerosa o las opiniones 'hirientes' del obispo de Gran Canaria.

A estos voceros (y a sus acólitos) habría que recordarles que vivimos en un Estado aconfesional o lo que decía Lázaro de Tormes allá por 1554: "no nos maravillemos de un clérigo o de un fraile, porque el uno hurta de los pobres y el otro de casa para sus devotas".


Y que estos numeritos que montan no son más que pataletas de personas malcriadas, maliciosas, malvadas, malhumoradas y malfo...
<<

viernes, 3 de marzo de 2017

PENE-VULVA

>>
La próxima vez que lo vea, recuérdeme no saludarlo (Groucho)


Ya se ha dicho todo en los medios de comunicación sobre el asunto: idea en contra de la transexualidad, campaña transfóbica ultracatólica, atentado contra los derechos de los niñ@s, defensa de la familia tradicional por un grupo ortodoxo...

Pero aquí me gustaría aportar mi granito de arena desde el punto de vista de un simple profesor de Lengua, porque aunque muchos estudiantes piensen que los análisis sintácticos no tienen sentido ni sirven para nada, he aquí que las cinco oraciones objeto de la polémica pueden aclararse gramaticalmente.

En primer lugar, yo no sé si el juez que ha vetado los mensajes de este autobús vergonzante se ha parado a analizar cada enunciado que lo compone para prohibir los tres últimos y permitir los dos primeros en forma interrogativa en su formato autocaravanero.

Me explico: ¿Es casualidad que las tres simples sean en blanco y las dos complejas en negro? ¿Pura estética? No lo creo, porque si profundizamos desde este orden sicológico o superficial, el que vemos y leemos, hasta el orden lógico y profundo, el que asimilamos inconscientemente, hallamos solo dos oraciones coordinadas (os pongo las palabras omitidas entre corchetes):

1. "Los niños tienen pene [y] las niñas tienen vulva, [por consiguiente] que no te engañen. 
2. Eres hombre si naces hombre [y] seguirás siendo [mujer] si eres mujer".

En definitiva: (1) La realidad física y su consecuencia reproductiva, y (2) La condición de género y su consecuencia discriminatoria.
Y, como siempre, sin darse cuenta, los ultracatólicos pecando de un machismo trasnochado al olvidar que la mujer también "nace" antes de "ser". ¿Rancia ética? 
<<

martes, 28 de febrero de 2017

CARADURAS

>>
Disculpen si les llamo caballeros, pero es que no les conozco muy bien (Groucho)


Hacía tiempo que no opinaba de nada ni de nadie. Pero lo cierto es que, aunque había temas que me soliviantaban, andaba enfrascado en otros quehaceres.

Sin embargo, hete aquí que, de repente, hay tres motivos que ponen mi grito en el cielo: el caso de los nacionalistas, los engaños bancarios y la última del Aznar.

Los independentistas Homs y Mas, tan chulitos ante sus correligionarios, ahora nos hablan de democracia a los demócratas con argumentos pueriles, de risa. ¡Vixca Catalonia!

Las cláusulas suelo y los gastos hipotecarios nos los endosaban a los clientes mientras los directivos de esos bancos (Blesa, Rato y otros) gastaban euros a manos llenas. ¡Viva la Banca!

El señor Aznar dice que habría que postergar la jubilación hasta los 70 años. Mi único comentario: ¿Alguien me puede decir "cómo afectan los esteroides a los vigoréxicos"? ¡Viva el PP!

Y como dice el chiste: ¡Vivan!... sí, vivan, pero que estos "caraduras" vivan bien lejos.
<<

sábado, 26 de noviembre de 2016

PIJOMUNISTA

>>
¿Servicio de habitaciones? Mándenme una habitación más grande (Groucho)


¿Cómo interpretar estas dos imágenes dispares, camarada Pablo?
¿Es la primera una metáfora de sus salidas de tono en el graderío parlamentario?
¿Es la segunda de ellas una alegoría a la ascensión de un pijomunista en el foro político?

Mi opinión, ciudadano Pablo (remedando la dialéctica de su amigo de filas Garzón), es que es estrecho de espaldas y que le falta altura.

O dicho de otro modo: que no tiene usted ni media hostia en un ring y que no pega ni con col(et)a combinar birra y frac.

Y no se lo tome usted a mal, de verdad, ni se ausente del hemiciclo, porque es que es lo que me sale del alma o de los c..., vaya usted a saber, al ver imágenes tan surrealistas.

Y todo esto a pesar de Usted mismo, diputado Pablo, que, cual dios Jano, ya es uno de los mejores representantes de la "feria de las vanidades".

<<